Era un Seat Supermirafiori



Casi siempre en julio, mes preferido por mi padre para sus vacaciones. La noche anterior, mis hermanos y yo llenábamos maletas con el ojo supervisor de la madre, siempre pendiente de que no faltara nada. Antes de la salida, la complicada tarea de colocar los bártulos entre el maletero y la baca del coche. Ya está todo listo, un último repaso a la casa, luz, gas, ventanas y puertas …nos vamos.


Era un supermirafiori. Tapicería marrón. Con las viejas manillas carcomidas por el sol bajábamos las ventanillas, ahora convertidas en telones que se abrían para una nueva función, una nueva obra de teatro, una película, una aventura, la de los primeros amores, la del reencuentro con aquellos que no ves desde hace un año, todo estaba detrás de aquella ventanilla.

Era un supermirafiori. Tapiceria marrón. Temprana hora de salida. Aún veo desde el asiento de atrás la melena de mi madre y el pelo sin canas de mi padre. Mientras él guarda el trapo con el que comprobaba el nivel de aceite, agua y no se cuántas cosas más, ella se gira y nos dice “En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo, Amén”

Ya podíamos salir. Nos separaban casi dos horas para llegar a la playa, a Chipiona. Hay quienes dicen que no tiene “glamour”, que está llena de sevillanos y casi reniegan haberla pisado. Hoy les escribo desde este lugar, estoy viendo la luz de su faro con la misma ilusión que la primera vez. He venido en el asiento de atrás, mi padre ya tiene canas, mi madre ni siquiera está, pero antes de salir mi hermano pequeño se giraba para decir: “En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo, Amén”

Feliz viaje y buenas vacaciones. Vayan con Dios
(Fernando G. Haldón)

4 comentarios:

Andrés Pérez Domínguez dijo...

Fernando, he descubierto hoy este blog tuyo. Me ha gustado mucho este texto en el que te dejo el comentario.
Un abrazo,
Andrés

Captain Cook dijo...

Yo aún me sigo santiguando cuando salgo de mi viaje.
Supongo que esas son las pequeñas cosas que hacen que los que fisicamente faltan, no dejen nunca de estar con nosotros.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

I inclination not acquiesce in on it. I think warm-hearted post. Expressly the designation attracted me to review the whole story.

Anónimo dijo...

Good post and this post helped me alot in my college assignement. Thanks you on your information.